“Recuerden que un blog es como una amorfa masa biomecanoide llena de cilicios y falanges qué alegremente se alimenta de vuestros comentarios!”

COMENTARIOS CON VERIFICACIÓN DE PALABRAS

Lo lamento por que detesto este procedimiento, pero tuve que poner un verificador de palabras en mis comentarios para reducir la cantidad de spam (comentarios mierda de gente semejante).

Pero si te interesa lo que leíste, seguro que tolerarás la medida...

2011-11-04

Ideologias Circunstanciales

La derecha y la izquierda son solo los lados opuestos de un mismo lugar…

¿Existe acaso otra ideología que no sea la circunstancial? ¿Existe acaso algo que no sea también parte de una circunstancia?

Definición de diccionario para “ideología”: Conjunto de ideas, creencias y módulos del pensamiento que caracterizan a un grupo, clase, religión, partido político, etc.

La ideología es una “forma de pensar” que se genera a raíz de la educación que un individuo ha recibido, sus experiencias de vida, situación social, relación con el entorno, otros individuos, trabajo, capacidad, recursos, intelecto… Es decir, que la ideología depende directamente de la clase de vida que el individuo tiene, es una respuesta mental a esa clase de vida, es entonces una reacción del individuo ante su circunstancia, con los hechos más persistentes y los hechos más efímeros.

El error que se tiene con respecto a las ideologías es la de confundir el arquetipo del héroe con las ideologías. Sí es posible morir por las ideologías, pero eso no las hace trascendentes. Las ideologías no tienen por qué acompañar al individuo desde su tierna infancia hasta su último aliento. Las ideologías pueden cambiar todo el tiempo, y de hecho lo hacen. Suele pasar qué, mientras que ideologías relacionadas con aspectos más superficiales de la vida cambian a menudo, las ideologías más profundas suelen acompañar a los individuos toda su vida. Pero esto de que las ideologías duren toda una vida se debe a que los individuos suelen permanecer toda su vida en la misma situación social. Sí podría mencionar ideologías que claramente cambian, como las que se generan cuando uno es por primera vez padre o madre, las que surgen al poder trabajar para uno mismo, las ideologías que se asocian a un partido político de moda, o a una moda o una subcultura. No podría olvidar mencionar que dentro de las ideologías profundas están las religiosas, aunque no por ser profundas son inquebrantables. Por todo esto, reitero que las ideologías dependen de las circunstancias.

Pero en esta publicación, al hablar de ideologías me refiero más bien a las ideologías políticas. ¡Y hay tantas! Aunque, aunque tantas, se podrían agrupar en tendencias socio-políticas. Pero para simplificar más aun las cosas y tener un bueno modelo me voy a limitar a la antigua polémica de “la derecha y la izquierda”.

La polémica parece que se remonta a la época de la revolución francesa. Parece que en el parlamento se agrupaban los individuos que tenían ideas semejantes, y resulta que del lado derecho de la sala se agrupaban los nobles conservadores que apoyaban al gobierno, y a la izquierda los liberales que referían representar a los débiles y pobres. Una jugarreta del inconsciente colectivo, ya que a la derecha siempre se la ha asociado con lo seguro y objetivo, y la izquierda con lo incierto y subjetivo, la una con lo masculino y luminoso, la otra con lo femenino y oscuro. No pretendo desviarme hablando de arquetipos, así que me quedo con los conceptos de derecha conservadora y noble e izquierda liberal y popular.

Acompaño la publicación con un rudimentario pero pedagógico dibujito en el que desde la izquierda a la derecha se presenta una abrupta pendiente, con los arquetipos al fin y al cabo, ubicados en diferentes lugares y con un triángulo con el signo del dinero dentro para indicar la presencia constante del capitalismo. ¡Jaja! Parece un dibujito tendencioso… Y lo es!

[hacer click en la imagen para agrandar]

En lo que se refiere a la simbología de la izquierda y derecha. La izquierda como liberal pretende cambiar los hechos. ¿Qué hechos? Los de las circunstancias. Y pretende cambiar los hechos por el único verdadero motivo por el que se puede pretender cambiar algo. Por qué es de carácter negativo para el sujeto, es decir, es des-complaciente, es incómodo, es desagradable. Y la derecha pretende conservar las circunstancias, obviamente por qué estas resultan favorables. Entonces la izquierda no está conforme con la circunstancias que se le presenta y la quiere cambiar por una que le favorezca. Y la derecha sí está conforme con la circunstancia que se le presenta y por ello pretende conservarla tal como está. De más debería estar decir que estoy tratando con absolutos hipotético, que es la única forma en la que pueden ser los obsolutos. Quien tenga ideología de izquierda va a querer cambiar su estado para mejor, pero conservar lo que ya tiene. Y los que tengan ideología de derecha van a querer conservar lo positivo del estado en el que están, pero siempre van a querer un poquito más…

Acá voy a hacer un alto para hablar un poco de otro tema del que debería haber hablado en anteriores publicaciones. ¡La constante búsqueda del poder! Para resumirlo, el ser humano desea poder, no por qué sea un ser humano, sino por qué está vivo y es parte de la naturaleza. Es natural buscar el poder, ya que solo con poder se puede asegurar la existencia. El primero y más importante de los instintos es el de auto preservación, y si se hila fino, todas las acciones humanas se deben a la auto-preservación. En los animales es más fácil notarlo, ya que no tienen las complejidades sociales que los humanos se han inventado luego de miles de años inventándose complejidades… En otro momento hablaré de la búsqueda de poder. ¿Pero qué es el poder? Es más o menos la facultad de hacer lo que uno quiere, es decir, el limitar las limitaciones. Por eso uno dice “yo puedo hacer tal cosa, pero no puedo hacer tal otra”. En la antigüedad el poder provenía de los músculos, luego se fue transformando en el dinero, y ahora se trata de números virtuales y de favores políticos…

Entonces tiene mucho sentido decir que es el poder lo que permite conservar lo que se quiere conservar y cambiar lo que se quiere cambiar. Si los individuos de izquierda tuvieran poder cambiarían las circunstancias que les desagrada y que los hace ser de izquierda. Y si los individuos de derecha no tuvieran poder, no podrían conservar las circunstancias que les agrada y que los hace ser de derecha. Por lo tanto, la derecha e izquierda están directamente relacionadas con el poder. Se es de izquierda por que se tiene poco poder, y se es de derecha por que se tiene mucho poder.

Ahora bien. Se podría hablar de muchas formas de poder, y todas estarían en lo correcto siendo lo incorrecto el aislar alguna o algunas de ellas como si fuese la única forma de poder. El poder no es solamente dado por el dinero. Al igual que los animales, los humanos tienen “líderes sociales”. Se trata de sujetos que de alguna forma representan y ordenan a los demás individuos. La votación democrática de los líderes parece ser la más justa manera de establecer líderes. Pero si un individuo o varios individuos deciden por los demás, entonces tienen claramente más poder que los demás. Una forma de poder es la lealtad que unos pocos se aseguran de unos muchos, una convicción religiosa aunque no necesariamente lo sea en el sentido estricto de la palabra.

Por naturaleza, la izquierda tiene poco poder, y aquél individuo que se haga de poder se aleja de la izquierda y se aleja a la derecha. Esto sin embargo es visto negativamente desde el punto de vista individual. Pero socialmente es indispensable. No podría existir una sociedad sin alguna clase de líderes. Los hay en las artes, en los medios de comunicación, en los deportes, en las instituciones, y en la política. Los conjuntos de individuos son caóticos, ya que por más buena voluntad que los individuos refieran tener, siempre van a prevalecer los intereses personales ante los sociales. Y luego de eso, siempre van a prevalecer las interpretaciones personales de los intereses sociales sobre las interpretaciones ajenas. Es por eso tan necesario el que hallan líderes y normas para que las sociedades, en el caos, no se disuelvan.

Entonces es natural el que exista una izquierda y una derecha.

Sin ir muy lejos y volviendo a lo simple e individual. Si hablamos de la derecha como conservadorismo e izquierda como liberalismo, todos los individuos tenemos conductas conservadoras o liberales dependiendo las circunstancias. ¡Las circunstancias!

No quiero extenderme más con la derecha e izquierda ya que creo haber dejado clara mi opinión. A lo que apunto es a que las ideologías de las personas son tan efímeras como lo es el tiempo y tan firmes como lo es la incertidumbre. Quienes gobiernen siempre serán de derecha, y quienes tengan pocos recursos siempre serán de izquierda, ya que derecha e izquierda resumen sus conductas ante sus circunstancias. Por lo que no es bueno fiarse de ningún gobierno y mucho menos entregarle las convicciones personales a algún mecías político. Y a ninguna clase de mecías, por supuesto.

Para concluir… Parece que lo más justo sería una homogeneización del poder, un poder regular para todos. Algo difícil. Lo primero que se piensa es el “comunismo”, y en ese caso no existe la propiedad privada ya que la propiedad es del estado. El ciudadano trabaja para el estado. Por lo tanto el pueblo es de una extrema izquierda, y quienes lideren el estado serán de extrema derecha, dictadores generalmente, y no muy diferentes en la práctica a los reyes de la edad media. La anarquía, por otro lado, ya es una utopía por demás ficticia. Si no hay ni autoridad ni ley hay poder personal y salvaje, algo así como “la ley de la jungla”. Y si no hay autoridad y pero sí ley, como la ley cambia con las sociedades, debe haber un organismo que modifique la ley, que pasa a ser una autoridad y por ende deja de ser anarquía…

…Parece ser que el progreso de la sociedad depende de la buena voluntad de las personas…

.